Vigilia contra el icetazo

Nota de prensa

Convocados por TU y USO,  decenas de personas con velas recorrieron el centro de Santander en protesta por la reforma del EBEP que amenaza a casi 9.000 trabajadores del sector público en nuestra región.

En la noche del 20 de julio un grupo de trabajadores interinos realizaron un nuevo acto de protesta por las calles de Santander horas antes de que el Gobierno central intente convalidar ante el Congreso de los Diputados el Real Decreto 14/2021 que reforma el Estatuto Básico del Empleado Público (EBEP) llevada a cabo por el anterior titular del Ministerio de Función Pública, Miquel Iceta y los Sindicatos mayoritarios (UGT, CCOO y CSISF) el pasado 5 de julio. Dicho Decreto está en vigor desde el 8 de julio pero debe ser aprobado en el Congreso de los Diputados en sesión extraordinaria convocada para el 21 de julio. Una reforma que con el eufemismo de «reducir» la temporalidad en el empleo público, pretende el despido de más de 900.000 trabajadores, de los que casi 9.000 son de Cantabria. Para los sindicatos organizadores de la protesta en Cantabria, TU y USO, de llevarse a cabo la reforma, se trataría del mayor ERE conocido en la historia de la democracia.

Los manifestantes recorrieron las calles céntricas de Santander portando velas y luciendo vestimentas negras en una «vigilia» expectante para el futuro de miles de interinos en Cantabria. La marcha salió de los aledaños de la sede del Gobierno cántabro a las 22:30 en la calle Peña Herbosa y concluyó, pasadas las 12 de la noche ante la Delegación de Gobierno en Cantabria. El acto finalizó con la lectura de un manifiesto que corrió a cargo de la Secretaria General del sindicato Trabajadores Unidos, Isabel Rodríguez, que estuvo acompañada por la dirección regional del sindicato USO.

Rodríguez dijo que «ya no es hora de explicaciones ni de exigencias de cientos de miles de interinos que lo han dado todo viendo como los diferentes gobiernos nos han utilizado y no nos tienen en cuenta». La líder sindical manifestó que la nueva ley no tiene en cuenta a los abusados por la Administración y que «no sólo seremos expulsados de nuestros puestos de trabajo sino que la vida de la colectividad se verá resentida porque toda nuestra experiencia se perderá».

Los sindicatos TU y USO tuvieron palabras críticas para las organizaciones sindicales mayoritarias, a las que acusaron de «vender» a los interinos, muchos de ellos con décadas en fraude de ley y en puestos estructurales que pueden ver cómo pierden sus puestos de trabajo. Rodríguez enumeró la situación de miles de sanitarios, docentes, bomberos, trabajadores del SEPE,  sector limpieza, cuidadores, etc., que dijo «han estado al pie del cañón para que todos los ciudadanos puedan continuar con su vida».

Para los organizadores de la protesta, el llamado ICETAZO no resuelve el gravísimo problema, no está en la línea del derecho europeo, priva a los ciudadanos de la experiencia adquirida por estos grandes profesionales de los servicios públicos a los que precariza y no responde a los intereses que debieran mover las decisiones que se adoptan en ese Parlamento de la nación, que no debieran ser otras que el bienestar común de los ciudadanos de nuestro país.

Los manifestantes estuvieron acompañados por representantes políticos, entre ellos, el diputado en la Cámara Baja por Cantabria, Diego Movellán, así como representantes de Ciudadanos que adelantaron su voto negativo a la convalidación del Real Decreto. 


Manifiesto

Me piden que escriba un manifiesto para que todo el mundo sepa qué está pasando con más de 800.000 interinos. Y yo miro atrás, a los lustros que llevamos trabajando, a los años que llevamos luchando… y llego a la conclusión de que ya no es el momento de explicaciones ni de exigencias. Ya lo hemos dicho todo. Ya lo hemos dado todo. Ya estamos exhaustos viendo cómo nuestros gobiernos nos utilizan y no nos tienen en cuenta, cómo los sindicatos mayoritarios nos venden y cómo nuestros conciudadanos nos desprecian. Porque no nos quieren ver.

El personal temporal de la administración, de todas las administraciones, somos iguales que vosotros. Acudimos cada día a nuestro puesto de trabajo para dar todo lo que podemos, pero con un plus: de nosotros depende que el resto de los trabajadores puedan continuar con sus vidas. Y lo sabemos, por eso seguimos aquí, al pie del cañón. 

  • Somos vuestros sanitarios, con contratos por días o semanas: así no podemos atenderos como es debido. 
  • Somos vuestros enseñantes, cada curso en un sitio distinto: así no podéis aprender como es debido. 
  • Somos los que os arreglar el paro, los ERTES, las prestaciones de todo tipo que necesitáis para poder dar de comer a vuestros hijos. 
  • Somos los que apagan los incendios, los que limpian vuestras calles, los que atienden a vuestros mayores en las residencias… 

La inmensa mayoría de nosotros llevamos décadas en fraude de ley, trabajando como temporales en puestos estructurales, sin que nos convoquen las plazas a oposición. Trabajando para vosotros. Adaptándonos cada vez que nos desplazan a otro despacho, a otra consulta, a otro colegio… para que la atención que os damos no se resienta. 

Y ahora sólo queda que nuestros representantes ratifiquen ese Real Decreto-ley de medidas urgentes para la reducción de la temporalidad en el empleo público, para que nuestra sentencia de muerte esté firmada. 

Una ley que no arregla nada. 

Una ley que no tiene en cuenta a los abusados por la Administración, por todas las administraciones. Hasta los firmantes se desdicen en su preámbulo: “para dar cumplimiento al mandato constitucional de contar con una Administración eficaz”. ¿Es eficaz despedir a los trabajadores que han hecho que este país funcione durante décadas? 

Una ley con la que no sólo seremos expulsados de nuestros puestos de trabajo, sino que la vida de la colectividad se verá resentida, porque toda nuestra experiencia se perderá. 

Pero quieren que sigáis sin vernos.

Por eso hoy no quiero hablar de nosotros como trabajadores. Hoy quiero hablar de nosotros como personas. Como seres individuales, no como colectivo. Porque somos personas únicas e irrepetibles, con nuestras alegrías y nuestras tristezas, nuestras luces y nuestras sombras, como todas las demás. Tenemos padres, hijos, amigos… como vosotros. Y si nos pinchan, también sangramos.

Por eso hoy quiero hablaros de esa limpiadora que ya tiene 55 años, con su artrosis, sus lumbalgias por tirar de escoba o de mopa, sus alergias debidas a los productos de limpieza… que lleva 18 años cumpliendo con su trabajo, tirando de fregona a pesar de sus dolores, y que ahora tendrá que buscar otro, sin una indemnización por los años trabajados que le sirva de colchón para poder llegar a la merecida jubilación. Porque no va a encontrar trabajo con 55 años.

Quiero hablaros de ese maestro de 50 años, que ha tenido que presentarse un año sí y otro no a unas oposiciones en las que la Consejería de Educación sacaba 23 birriosas plazas, y eso si sacaba alguna, que lleva ya cinco leyes distintas a las que ha tenido que adaptar su programación, que está cansado de patearse la geografía de Cantabria de colegio en colegio. Que entre el trabajo y la familia no tiene tiempo de preparar más oposiciones. Que no sabe hacer otra cosa que enseñar. Que lleva así toda su vida. Y se va a ir al paro.

Quiero hablaros de esa profesora de instituto de 60 años, que lleva décadas dando clase a toda suerte de alumnado, preparando año tras año sus clases y sus oposiciones, con los peores horarios, con los grupos más conflictivos, en los institutos más alejados… y que ahora, sin ningún tipo de indemnización, se verá en las listas del paro, sin ninguna posibilidad de encontrar trabajo. 

Quiero hablaros de esos docentes de Formación Profesional, que cada año tienen que impartir una materia distinta, en un centro distinto, casi siempre lejos de su domicilio, que ya tienen más de 55 años y ven que sus plazas siguen siendo de interinos. ¡Después de 20 años en ellas!

Quiero hablaros de esas médicas, esos enfermeros, esos celadores, esas auxiliares… que nos han servido cuando más los necesitábamos, cuando nos estábamos muriendo a puñaos, desesperados por intentar salvar vidas arriesgando las suyas, sin mascarillas, sin EPIs… todos los aplaudíamos a las ocho de la tarde, y ahora esta ley tan maravillosa los deja en la cuneta.

Quiero hablaros de esos conserjes, de ese personal de administración y servicios, que es el que hace que las cosas funcionen, y que tras 15, 20, 25 años en fraude de ley, ahora tienen que prepararse otra vez esas oposiciones que ya aprobaron en su día, pero sin plaza, y por las que están trabajando de interino o temporal. No entraron a dedo. A su edad. Con una familia a la que atender cuando salen de trabajar.

Quiero hablaros de esos investigadores que son el futuro, que llevan lustros trabajando en nuestros laboratorios, que ya peinan canas y que siguen siendo interinos, y que acabarán marchándose a otros países, con lo que nos cuesta formarlos,  porque la Administración, después de abusar de ellos, les va a sustituir por otros más jóvenes y más baratos. ¿Dónde está la eficiencia sin experiencia?

Quiero hablaros también de nuestros jóvenes, esas generaciones perdidas que no tienen hueco en el mundo laboral mientras a nosotros cada vez nos obligan a trabajar más años, cerrándoles el acceso a los pocos puestos de trabajo que están quedando. Porque en nuestro país no les contratan.

Señores representantes del pueblo: concejales, alcaldes, consejeros, presidentes, diputados, senadores, ministros… De derechas, de izquierdas, de centro… 

¿DE VERDAD NO NOS VEIS?

¿DE VERDAD PENSÁIS QUE SOMOS PRESCINDIBLES?

¿DE VERDAD CREÉIS QUE NO MERECEMOS NADA COMO PERSONAS?

¿DE VERDAD VAIS A REFRENDAR ESA LEY?


Convocatoria

El martes 20 a las 22:30 una representación de compañeros interinos, trabajadores de todos los sectores: docentes, funcionarios, laborales, sanitarios, personal de justicia, de ayuntamientos; es decir, trabajadores de todas las administraciones, personal en fraude de ley de todos los ámbitos, junto con los delegados de Trabajadores Unidos y de USO Cantabria, os esperamos en la vigilia que saldrá de la sede del Gobierno de Cantabria en la calle Peña Herbosa 20 de Santander a las 22:30, dirigiéndose hacia la sede de la Delegación del Gobierno y terminando en la Plaza Porticada, donde se leerá un manifiesto. Su duración está prevista desde las 22:30 hasta las 00:00 horas.

Como ya es de conocimiento público, el miércoles 21 se votará en el Congreso de los Diputados si sus señorías dan el visto bueno al Real Decreto-ley 14/2021, de 6 de julio, que con el eufemismo de «reducir» la temporalidad en el empleo público, pretende el despido de mas de 900.000 trabajadores, de los que casi 10.000 son de Cantabria.  900.000 familias que viven con angustia el despido en fraude de ley del mayor ERTE conocido en nuestro país en la historia de la democracia.

Con la participacion en esta vigilia pretendemos hacernos eco, antes de la votación de sus señorías en el Congreso, de la situación crítica que vive el sector de los servicios públicos y seguir hasta el último minuto en una lucha que lo único  que pretende es frenar esta grave injusticia.

Se pide que acudáis vestidos de negro, con mascarilla negra si es posible. Avanzarenos en una fila o dos, al máximo, en silencio, portando una vela, con música de fondo. Habrá gel hidroalcólico y se respetarán todas las medidas de seguridad.

PARA QUE SUS SEÑORÍAS REFLEXIONEN Y SEPAN QUE LO QUE SE PRETENDE NO SOLUCIONA LA TEMPORALIDAD, NO REDUCE SINO QUE EXTERMINA TRABAJADORES con una media de 20 años en fraude de ley.

Te esperamos. «La lucha merece la pena, si el fin vale la pena y los medios son honestos«.

Este sitio web utiliza únicamente cookies de terceros imprescindibles para la navegación. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies