¡¡REFLEXIONEN ANTES DE TOMAR DECISIONES EN EL CAIF!!

Las fábulas del ICASS.

Señores Presidente y Vicepresidente, Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno de Cantabria, directora del ICASS:

Esta organización sindical, aún está digiriendo, la noticia del cierre del Centro de Atención a la Infancia y Familia de Santander, a la espera de conocer “formalmente” los datos concretos respecto al calado y las consecuencias de la decisión. Pero ante la evidencia, a la vista de las noticias publicadas en la prensa regional, que el ICASS esconde su decisión tras argumentos inciertos; que buscan erosionar la credibilidad de un recurso público y desprecian la profesionalidad del colectivo de Empleados Públicos. Una vez más hemos de evidenciar como los gestores de lo público, optan por dejar morir a los recursos públicos a la vez que potencian los recursos externos…

Por este motivo, queremos hacer público que la Red de acogimiento residencial, que atiende a los menores en situación de desprotección, está plenamente externalizada. El CAIF es el único recurso público de dicha red. El resto de recursos se prestan mediante conciertos con distintas entidades, a las que se ha encomendado dicha prestación, en algunos casos en instalaciones públicas. Desconocemos los datos concretos de esos conciertos, ni siquiera el número de plazas que cubren. Lo que podemos afirmar es que, según el portal de transparencia de Cantabria, en los años 2018 y 2019, se asignaron 3.000.669.94 € y 4.164.900.58 € de los presupuestos públicos, al pago de prórrogas de los conciertos de reserva y ocupación de plazas de menores en centros que requieren de una atención individualizada.

Llama la atención que con estas cifras sobre la mesa, que parecen evidenciar una alta ocupación de la red de acogimiento residencial, se justifique la decisión del ICASS en la baja ocupación del único recurso público de dicha red.

La decisión del ICASS, respecto al futuro del CAIF, puede describirse como la crónica de una muerte anunciada. Los responsables del ICASS y en concreto de la Subdirección de Infancia y Familia, nunca han hecho una apuesta real por este centro. Es un centro, al que han decidido vaciar de contenido, para justificar su desaparición. No podemos olvidar que los mismos que argumentan su baja ocupación, son los que deciden en qué recurso ingresa un menor en situación de desamparo… (yo me lo guiso, yo me lo como)… Teniendo el recurso físico y personal, no se le ha querido dotar de contenido. Hace tiempo que el personal técnico propone su conversión en un recurso especializado para atender distintas situaciones: jóvenes en proceso de autonomía; menores víctimas de abuso sexual; régimen de colaboración diurna para menores en situación de riesgo; unidades especializadas en la atención a problemáticas concretas: salud mental, socialización… En esta dejadez, se ha llegado a dejar a los trabajadores a la deriva… se ha mirado para otro lado ante la incompetencia de alguno de sus gestores… sin obviar la alta tasa de interinidad de su personal… se han desviado los ingresos de menores hacia los recursos externos.

El ICASS ya ha salido a la prensa a maquillar su decisión, a justificar con argumentos populistas y de fácil calado en la opinión pública. Pero sigue sin cumplir las normas de la transparencia, sigue jugando con la opacidad… Nos falta que concrete, cuántas plazas se pierden en la nueva ubicación del recurso; qué es lo que se va a hacer en el edificio; cuántos puestos de empleo público se van a crear con el nuevo proyecto; qué supone el traslado de los Empleados Públicos, cómo se va a materializar, a qué centros de trabajo se van a trasladar… y lo más importante: ¿Cuál es el interés público que justifica que una prestación como el acogimiento residencial, que garantiza la protección a los menores en situación de desamparo, esté gestionado por entidades privadas?. ¿Cuántas plazas se subvencionan con 7.165.570.52 €?. ¿Por qué no hace públicos el ICASS los conciertos y/o convenios que generan este gasto?.

Señores Presidente y Vicepresidente,

Consejera de Empleo y Políticas Sociales,

Directora del ICASS,

Pedimos se priorice la calidad del servicio público ante otros intereses.

Mantengan el CAIF y recuperen la atención a los menores dispersa en varios centros y entidades ajenas.

Sitúense otra vez,detrás de la pancarta como ante el cierre de la Pereda (Residencia de Marcano).

E impidan el desmantelamiento de otro servicio público. Garanticen los 60 puestos de trabajo y su incremento.

Ningún proyecto europeo justifica el vaciamiento de atención directa de servicio público ante el colectivo más frágil y vulnerable. Los menores en situación de desprotección.

Esta petición se procede a registrar al Presidente y Vicepresidente, Consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno de Cantabria y a la directora del ICASS.

RESOLUCIONES DE LAS DIFERENTES EXTERNALIZACIONES DEL ICASS (SÓLO UNOS EJEMPLOS):

Este sitio web utiliza únicamente cookies de terceros imprescindibles para la navegación. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies