Vamos a la Consejería de Sanidad por el caos en la vacunación de los docentes

La Junta de Personal Docente de Cantabria, de la que formamos parte como representantes de los sindicatos STEC, ANPE, TU, UGT, CCOO y CSIF, acudíamos hoy a esta Consejería ante la ausencia de convocatoria que solicitamos, con carácter de urgencia el pasado martes día 15, al titular de la misma. Finalmente, y tras un curso entero solicitándolo, esta mañana se nos ha comunicado que a las 11 seremos recibidos. Parece que sólo amenazando con medios de presión, se escucha a los docentes.

La razón fundamental que nos mueve es el altísimo grado de malestar e inquietud de la práctica totalidad de nuestros compañeros, que compartimos plenamente, en relación a la forma en que se ha venido desarrollando el proceso de vacunación de nuestro colectivo, contemplado entre los denominados “trabajadores esenciales”.

Dicho proceso, que ya desde un principio se desarrolló “a trompicones” y con demora, en el punto en el que nos encontramos ahora podría calificarse de “caos” absoluto, ya que la única información que recibimos, que por parte de la Consejería de Educación prácticamente se ciñe a remitirnos a Salud Pública, es la que nos llega de los propios centros educativos, en los que se dan situaciones dispares y estrambóticas, de manera que en cualquier punto de nuestra comunidad, y sin orden aparente, se encuentran docentes que no han recibido ni siquiera una primera dosis de vacuna, como otros a quienes se informa de que en función de la marca que deseen se les dará cita en una u otra fecha, como profesorado que consta como vacunado sin haber sido citado, o maestros de edades superiores a los 60 años que desconocen si se les administrará una segunda dosis ni cuándo. Este colectivo, junto a los que permanecen sin vacuna ninguna, son objeto de mayor preocupación si cabe, ya que los actuales protocolos establecen que su intervalo entre dosis deberá ser de 12 semanas, cumplidas ya en muchos de esos casos. Curioso que, hace menos de una hora, se han enviado a los centros instrucciones concretas sobre la reanudación del proceso.

Por otra parte, observamos cómo se informó hace ya semanas, a través de prensa, de una reanudación de la vacunación de este grupo. Los acontecimientos que siguieron a ese anuncio nos hicieron pensar, primero, en que realmente se nos citaría conjuntamente con la población general, pero a día de hoy hemos llegado a un punto en el que observamos que, en la práctica, ser trabajador esencial en nuestra comunidad autónoma, significa completar la pauta de vacunación más tarde que si nuestra ocupación fuera cualquier otra. Y todo ello durante procesos tan concurridos como la EBAU o las Oposiciones Docentes, en los que nuestros compañeros pasan largos períodos de tiempo en sitios cerrados, ajenos a su grupo de convivencia habitual, poniendo en riesgo todo el cuidado que han tenido, por ellos y por la sociedad, a lo largo de todo el curso escolar.

Por todo ello, venimos a exigir directamente, visto que a través de nuestra propia Consejería no es efectivo:

  • Una información directa, puntual y veraz sobre la forma en que se va a completar la vacunación contra el covid-19 del colectivo docente.
  • Que todo docente a cuyo grupo de edad se esté vacunando como población general pueda tener la oportunidad de completar su pauta recibiendo cita con sus coetáneos.
  • Que aquellos grupos de mayor riesgo, como los que cumplieron ya 60 o más años reciban su segunda dosis inmediatamente, o nunca más allá del intervalo recomendado de 12 semanas.
  • En definitiva, que todos los docentes de esta comunidad hayan recibido su ciclo completo de vacunación antes de final de curso, sin demorar la pauta a las 16 semanas.

Con todo ello, y por último, queremos reivindicar el importantísimo papel que nuestros compañeros docentes han desarrollado en el establecimiento de medidas para evitar la propagación del virus, colaborando con las instituciones sanitarias en la detección de casos y evitación de contagios y prestando todo su esfuerzo para que una sociedad que necesita de los centros educativos pueda seguir adelante. Colectivo que, tras esperar pacientemente el momento de ser protegido contra los efectos más perniciosos del virus, va a ver finalizado el curso escolar sin recibir su inmunización completa, con el temor añadido de que una demora respecto a la pauta de vacunación establecida por las autoridades sanitarias, que nos consta no se está dando en el resto de comunidades, traiga consecuencias negativas en el inicio del próximo curso, en forma de una desprotección ante las nuevas variantes o cualquier otra consecuencia inesperada que nos puede traer este virus, del que cada día aparecen nuevas noticias e imprevistas olas de contagios masivos.

Este sitio web utiliza únicamente cookies de terceros imprescindibles para la navegación. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies