Proyecto de orden de centros educativos rurales de especial dificultad

Esta orden tiene como finalidad clasificar los centros rurales ubicados en zonas en peligro de despoblamiento siguiendo unos criterios poblacionales y adoptar una serie de medidas para revitalizar dichas zonas, fomentar la socialización de los escolares de edades tempranas y garantizar un servicio educativo de calidad mediante la dotación de más docentes y la promoción de la continuidad del profesorado con incentivos.

El jueves 6 de febrero se publicó en BOC el trámite de consulta pública previa al proyecto de Orden, que estuvo disponible durante diez días, tal y como os informamos.  |  Enlace

En la mañana del 7 de octubre comenzaron las negociaciones de dicho proyecto, que establece los requisitos para que un centro educativo sea considerado de especial dificultad y son los siguientes:

  1. Estar ubicado en un municipio con una densidad de población menor a 12,5 habitantes por Km2.
  2. Radicar en un municipio con una población de menos de 2.000 habitantes.
  3. Estar ubicado en una localidad de difícil situación orográfica y de infraestructura viaria.
  4. No disponer en su entorno próximo de servicios culturales, educativos y de cuidados alternativos a la primera infancia.

En esta clasificación, además de las aulas de educación especial, se incluirán los siguientes centros:

  • CEIP Rodríguez de Celis (Paracuelles)
  • CEIP Valle de Polaciones (Puente Pumar)
  • CEIP Nuestra Señora del Roble (San Pedro del Romeral)
  • CEIP y EH Jerónimo Pérez Sainz de la Maza (Quintana – Soba)
  • CEIP Valdeolea (Mataporquera)
  • CEIP Virgen de la Velilla (Polientes)
  • CEIP Valle del Nansa (Puentenansa)
  • CEIP Doctor Madrazo (Vega de Pas)
  • CEIP Manuel Llano (Terán)
  • CEIP San Andrés de Luena (San Andrés)
  • CEIP Villasuso (Villasuso de Cieza)
  • CEIP Bielva-Herrerías (Bielva)
  • CRA Liébana (Cosgaya)

Cada curso se debe publicar una resolución con los centros incluidos, esperamos que esta lista se vea aumentada. Hemos solicitado la inclusión de institutos, insistiendo en el de Potes, así como de todos los centros con elevado número de alumnado con necesidades educativas especiales.

Como incentivos, este proyecto de orden establece, para el personal funcionario de carrera, computar como mérito en los concursos de traslados 2 puntos cada año y 0,1666 cada mes, siempre que se desempeñe el puesto (excluyendo comisiones de servicio, licencias por estudios, etc.). Esta medida no supone ninguna novedad puesto que ya está recogido en la normativa de los concursos de traslados.

Para el personal interino computará como mérito en el baremo de oposiciones, dentro del apartado III otros méritos (el de los cursos) ya que la normativa no permite otras modificaciones de carácter autonómico. Sin embargo, en el baremo para formar las listas de interinos se incluirá en el apartado I experiencia docente previa. La puntuación se incrementará cada curso que se desempeñe en estos centros.

Desde nuestro punto de vista, dar puntos para que el personal que ocupe estos puestos tenga más facilidades para concursar nos parece contradictorio si estamos buscando estabilidad, se debería fomentar con la creación de un complemento retributivo, ventajas en cursos de formación, flexibilizar permisos y licencias, etc.

Sin embargo, otra motivación que consideramos muy acertada es la de reconocer horas de apoyo a la función directiva para docentes que no formen parte del equipo directivo: 3 lectivas en centros con una y dos unidades y 6 lectivas en los de tres, cuatro y cinco unidades.

Como punto en contra, otra de las medidas que contempla el proyecto de orden y con la que no estamos de acuerdo consiste en permitir que haya docentes con triple perfil. Se hará en casos excepcionales y siempre con jornada completa.

Respecto a las medidas para garantizar un servicio educativo de calidad, el proyecto de orden permite la flexibilización del número mínimo de alumnos para mantener separadas las unidades de dos niveles educativos consecutivos. En este punto consideramos necesario adaptarse a las características de cada centro, valorando cada año sus peculiaridades y extender la flexibilización a las mixtas.

Asimismo, en las convocatorias de proyectos de innovación educativa se tendrán en cuenta estos centros para su concesión, siempre que cumplan los requisitos.

Para fomentar la socialización de los escolares de edades tempranas, otra medida que nos ha parecido más que necesaria, es la implantación completa del primer ciclo de Infantil si hay demanda. Para ello, es necesario regular esta etapa, siendo lo más adecuado que instaure no sólo en estos municipios sino en toda Cantabria. Trabajadores Unidos defenderemos, como siempre, que todo el personal que se incorpore sea propio de la Consejería de Educación.

También se recoge en el proyecto de orden la preferencia para instalar banda ancha y dotar de equipos informáticos a estos centros.

Este sitio web utiliza únicamente cookies de terceros imprescindibles para la navegación. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies