Mesa sectorial plantillas

La mesa sectorial de hoy tenía como puntos a tratar las plantillas y el calendario escolar del próximo curso. Sin embargo, Trabajadores Unidos considera que había otras cuestiones más importantes que abordar, como son el cese de los apoyos de FP, la reanudación de los llamamientos para cubrir las sustituciones de los docentes y aclaraciones sobre las instrucciones recibidas por los centros relativas a evaluaciones y avanzar materia.

No ha habido negociación sobre el calendario escolar dada la crisis sanitaria que estamos sufriendo. En ese sentido estamos completamente de acuerdo, no es el momento.

Sobre plantillas, la postura de todos los sindicatos ha sido de rechazo unánime. Trabajadores Unidos hemos comunicado que no ha habido negociación de los criterios, se han seguido estrictamente unas pautas que consideramos que se deberían actualizar, aprovechando la ocasión para reducir las ratios y poder atender a toda la diversidad del alumnado tal y como se merece.

Hasta el próximo día 15 que está prevista la conferencia sectorial no va a haber ninguna decisión sobre si seguimos avanzando materia de forma telemática. Las instrucciones que ya se han enviado a los centros nos insisten en que no son PARA AVANZAR EN contenidos, sino en COMPETENCIAS. Creemos que antes de enviar instrucciones se debería consultar a los docentes. En el caso particular de 2º de Bachillerato pedimos consenso entre todas las comunidades.

A día de hoy siguen determinando el número de personas que no disponen de los medios necesarios para continuar con actividades lectivas de forma telemática, gracias a la labor de los tutores. Nosotros hemos transmitido que también es necesario cuantificar los docentes que se encuentran en la misma situación. Está previsto que después del periodo no lectivo de abril se empiecen a facilitar equipos dotados de conexión al alumnado que lo precisa.

A la petición sobre la reanudación de los llamamientos para cubrir las sustituciones nos han dicho que van a valorar aquellas que se puedan suplir con docentes de los mismos centros y aquellas que no sea posible, saldrán mediante convocatoria en el Puntal…

LA JUNTA DE PERSONAL DOCENTE RECHAZA LOS RECORTES DE LA CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN

La Junta de Personal Docente de Cantabria, integrada por los sindicatos STEC, ANPE, TU, CC.OO., UGT y CSIF, quiere rechazar públicamente mediante este comunicado las últimas decisiones de la Consejería de Educación que suponen, vistas en conjunto, una serie de inadmisibles recortes en la enseñanza pública de Cantabria: el despido de más de medio centenar de docentes de apoyo de FP, la no cobertura de sustituciones, y el proyecto de plantillas y arreglo escolar para el curso próximo.

Supresión de los apoyos de Formación Profesional y no cobertura de las sustituciones. 

Todos los sindicatos de la Junta de Personal rechazamos de plano esta medida y exigimos a la Consejería que dé marcha atrás con la misma, y, en cualquier caso, se les dé el mismo tratamiento que un ERTE (es un despido como consecuencia de la crisis sanitaria) y se les vuelva a contratar si se reanudasen las actividades presenciales en los centros durante este curso escolar. Afecta a más de medio centenar de personas interinas, que esperaban mantener su nombramiento hasta el 31 de julio y que ahora, a comienzos de abril y sin previo aviso, se han visto en el paro.  Todo ello en un momento en el que el Gobierno central está mandando mensajes al mundo empresarial y legislando en contra de los despidos como consecuencia de la crisis sanitaria, y, en contradicción con ello, una de las primeras medidas que toma la administración educativa de Cantabria es precisamente el cese de una parte del profesorado de Formación Profesional.

Para esta Junta es de una enorme gravedad que una decisión de este calado no haya sido objeto de una negociación y un debate con los representantes del profesorado, como establece la legislación laboral. Ni siquiera se nos informó con un mínimo de antelación de las intenciones y de los motivos de esta decisión, limitándose a una simple comunicación por correo electrónico un viernes a las 14:00 horas, el mismo día en que causaban baja estas personas.

La Junta de Personal, por último, quiere llamar la atención de lo que esto va a suponer a su vez: va a recargar de más trabajo al personal docente de FP titular de las plazas, que contaba con este personal de apoyo para durante estos días de confinamiento repartir todas las tareas que se están haciendo a través de diferentes plataformas digitales.

En esta misma línea está el problema de la falta de cobertura de las sustituciones que afecta a todo el profesorado. La Junta de Personal también critica la falta de consideración y el desprecio que está suponiendo para el teletrabajo que se está realizando, el hecho de que no se sustituya a aquellos docentes que causan baja por enfermedad o que disfrutan de cualquier tipo de licencia o permiso durante estos días de cuarentena. Ningún grupo de alumnos puede quedarse durante estos días sin ninguno de sus docentes, y resolver el asunto de la sustitución del trabajo que estos venían haciendo, no puede ser a costa de sobrecargar con más alumnado a otros docentes del mismo departamento o ciclo.

Es por todo ello que la Junta de Personal exige retomar el sistema de llamamientos telemáticos semanales para la cobertura de sustituciones, tal y como se ha venido haciendo a lo largo de todo el curso, y que se interrumpió con motivo del cierre de los centros educativos a mediados del mes de marzo.

El proyecto de arreglo escolar y plantillas es el proyecto en el que se analiza la necesidad de docentes para cada centro, y la necesidad de docentes en una u otra área es algo que debería estar sometido a criterios no solo numéricos sino también de atención a la diversidad, proyectos de innovación, etc. No es sólo cuantas personas vamos a ser, sino cuanto trabajo hay y como se va a distribuir.

Esta Junta de Personal no entiende la rigidez con la que se está conduciendo la Consejería en este asunto de las plantillas y número de aulas con las que va a funcionar la red pública de centros durante el próximo curso escolar. Particularmente lesiva es la propuesta que hace para los colegios públicos, en la que el número de supresiones es muy elevado: supera el medio centenar, y el saldo entre supresiones y creaciones de plazas es un saldo negativo de 30 plazas. A este respecto, la Junta tiene que criticar el hecho de que la Consejería aplique de forma inflexible la ratio máxima de 25 alumnos en los centros públicos, mientras lo hace con mucha más generosidad a la hora de mantener conciertos con la red privada de centros.

Todos los sindicatos que componen la Junta consideramos que la actual coyuntura de descenso demográfico generalizado se está convirtiendo en estructural y que, en consecuencia, tiene que implicar:

  • Que la planificación tenga en cuenta el conjunto de toda la red de centros sostenidos con fondos públicos, tanto los de titularidad estatal, como los de titularidad privada.
  • Que se enfoque todo este proceso, no como una oportunidad para recortar, sino como una oportunidad para mejorar la calidad reduciendo las ratios máximas; y todo ello, además, sin aumentar la inversión.

Desgraciadamente la Consejería no parece dispuesta a nada de esto. Es más, esta Junta no entiende que la consejera Lombó manifieste en su momento en medios de comunicación la posibilidad de reducir la ratio en Educación Infantil; pero a la hora de la verdad no lo concreta en nada.

La Junta de Personal ha hecho una propuesta para ir implantando una progresiva reducción de las ratios máximas, empezando por el nivel de E. Infantil de 3 años. Esta propuesta, si hubiese sido admitida por la administración, habría implicado el desdoble de una veintena aulas. Se trata evidentemente de una medida que iba a mejorar la calidad educativa del sistema, ya que iba a permitir, entre otros aspectos positivos, una mejor atención a la diversidad y posibilitar la puesta en práctica de medidas relacionadas con la innovación educativa.  Nada de esto va a ser posible porque la Consejería, al cerrarse de forma inflexible al tema de las ratios, apuesta por aprovechar el descenso demográfico para realizar recortes. Por otra parte, también preocupa mucho a esta Junta de Personal la precarización de las plantillas docentes. Si ya en Secundaria la escasez de plazas de plantilla orgánica es un mal endémico y esta escasez se suple mediante plazas inestables de cupo que hay que negociar todos los cursos, ahora este modelo parece que quiere trasladarse a los colegios de Infantil y Primaria, que siempre habían disfrutado de una situación bastante más estable. En este sentido la Junta tampoco aprueba la reducción de plazas de plantilla orgánica en el Cuerpo de Maestros en general.

Este sitio web utiliza únicamente cookies de terceros imprescindibles para la navegación. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies