Compendio 24


Os proporcionamos este VIGÉSIMO CUARTO compendio a modo de resumen de la información que os hemos hecho llegar hasta el momento a través de los diferentes medios de comunicación que el TÚ emplea para transmitiros información (WEB, correo electrónico y WhatsApp).


SERVICIOS DEL TU DURANTE LA CRISIS DEL CORONAVIRUS | ENLACE


DATOS DE CONTACTO ALTOS CARGOS. GOBIERNO DE CANTABRIA | ENLACE


BOC y BOE


BOE 18/04/2020

Orden SND/353/2020, de 17 de abril, obligaciones suministro determinados MEDICAMENTOS. | Enlace


BOE 19/04/2020

Orden SND/354/2020, de 19 de abril, por la que se establecen medidas excepcionales para garantizar el acceso de la población a los productos de uso recomendados como medidas higiénicas para la prevención de contagios por el COVID-19. MASCARILLAS,GUANTES, HIDROGELES. | Enlace


ANUNCIOS, INFORMACIÓN, ACLARACIONES Y MEDIDAS ADICIONALES


PAS Cantabria

GESTIÓN DEL ESTRES COVID-19. PREGUNTAS FRECUENTES (FAQs)

¿Por qué me siento intranquilo/a o en alerta?

 La ambigüedad de la información actual hace que la respuesta de estrés sea más elevada. Es por ello, que nos sentimos muy estresados, ya que además no identificamos con claridad el agente estresante.

Tras el atentado de las Torres Gemelas en el año 2001, se activó en Estados Unido la alerta terrorista durante un largo periodo de tiempo en el que uno de los impactos psicológicos importantes fue la sensación de estar en estado de peligro constante. Nuestro cerebro es un experto buscador de amenazas. La respuesta de estrés se puede poner en marcha no solo frente a una amenaza física o psicológica, sino ante su expectativa, el potencial daño o bajo un estado de incertidumbre.

¿Qué me sucede cuando me siento “estresado/a”?

Da igual el motivo por el que te sientas estresado/a, tu cuerpo reacciona de la misma manera. Da la señal de alarma y activa el Sistema Nervioso Simpático, de manera que se dilata la pupila para ver mejor la amenaza, se inhibe la salivación, se aceran los latidos del corazón para llevar más sangre a los músculos, se dilatan de los bronquios y aumenta la frecuencia respiratoria, se inhibe la digestión, se estimula la secreción de adrenalina, entre otros. Así es que tu cuerpo está dando la misma respuesta que si se hubiera encontrado ante un león que va a devorarle.

Aunque, en este momento, nos encontramos con una amenaza en la que salir huyendo o atacar no es la respuesta correcta, el organismo funciona de la misma manera que si tuviéramos delante a un depredador y se activara para buscar una salida a la situación.

El organismo está magníficamente preparando para enfrentarse a las amenazas. Eso sí, es una respuesta de estrés generalizada y convergente, independiente de la situación en la que nos encontremos.

¿Por qué no consigo dormir?

Posiblemente, es debido a que, ante la situación amenazante que estamos viviendo, el Sistema Reticular SR se ha “encendido”. El Sistema Reticular es una densa red de neuronas interconectadas situada en el tronco del encéfalo que, ante una amenaza, e activa de manera automática y modula una repuesta con objeto de superar la situación. Esta función de activación o de “despertar” del SR regula nuestros niveles de alerta y de vigilancia, habilita la respuesta de orientación y de atención selectiva que permite darnos cuenta de lo que sucede a nuestro alrededor para así poder responder de manera adecuada. Nos pone a punto para el esfuerzo y el rendimiento, para poder responder a las alarmas, emergencia, a las amenazas y los peligros.

¿Por qué me siento agotado/a?

Cuanto mayor es el nivel de activación, mayor facilidad para responder y rendir, pero hasta un punto óptimo, a partir del cual el aumento adicional de activación debido a una sobrecarga de tareas o a trabajar bajo presión puede conducir a un fracaso o deterioro del rendimiento.

La respuesta de estrés moviliza energía desde sitios en los que se haya almacenada y evita que se siga almacenando.

Igualmente, lógica es otra característica de la respuesta de estrés, ante una emergencia, el cuerpo paraliza los caros procesos de construcción a largo plazo, así es que, en una situación de estrés, se paraliza la digestión, no hay tiempo de aprovechar los beneficios energéticos de este lento proceso; se inhibe el crecimiento; se reduce la actividad reproductora; se inhibe la inmunidad del organismo; la percepción del dolor se embota, entre otros.

Cuando el estrés es prologando, se entra en una fase de agotamiento. No significa que la respuesta de estrés se agote, sino que dicha repuesta puede ser nociva. Si todos los días se viven como una emergencia, hay que pagar un precio. Si se pone en marcha la energía de forma continua a costa de su almacenamiento, nunca se dispone de reservas.

Si me siento agotada, ¿Qué puedo hacer?

Si la exigencia laboral es muy elevada, es posible que tengas que hacer algunos cambios:

 Planifica:

 – Reorganiza tiempos y tareas.

– Fija objetivos diarios de manera realista y proporcionada.

– Establece prioridades y sigue el plan, sin dejar de tener cierta flexibilidad.

 – Establece un tiempo a cada uno de los objetivos.

– Intento hacer una cosa cada vez.

– Evita distracciones o dispersarte.

 – Evita postergar tareas.

– Separa tu “tiempo de trabajo” de tu “tiempo personal”.

 Pausas:

 – Acompasa el ritmo de trabajo con pausas periódicas.

 – Distribuye adecuadamente el tiempo dedicado al sueño, ocio, trabajo y familia.

 – En las pausas realiza alguna actividad que sea edificante para ti. Piensa cuáles son: escuchar música, cocinar, hacer ejercicio, relajación, …

Delega: delegar no es desentenderse. Es compartir, otorgar competencias a los demás y reconocerles que las poseen. Es corresponsabilidad y mejora el clima interpersonal entre personas que se sienten coparticipes. Si delegas, no solo reduces el estrés de la sobrecarga, sino también el interpersonal que supone la queja continua y los reproches.

 Si la sensación de agotamiento, no vienen derivada de la alta carga de trabajo, sino de una activación excesiva del organismo ante la incertidumbre, realiza un afrontamiento activo.

“Deja que venga esa emoción que tanto te atormenta. Deja que venga y exponte a ella. Toma nota de la misma. Observa lo que sientes físicamente mientras la prestas atención. Permite que se hagan explícito tu miedo, tu angustia, tu ansiedad o lo que sea que sientas. Deja que se manifieste, aunque te parezca espantoso.

 Exponte a esa emoción y acéptala, tal y como lo estás experimentando. No la juzgues. Solo obsérvala. No trates de evitarla o luchar con ella. Solo obsérvala.

 Te puedes experimentar como una playa que acepta las olas y en la que mansamente acaban rompiendo y disolviéndose de modo natural, sin necesidad de salir a combatirlas, a sujetarlas. Cuando no las aceptas tal como vienen e intentas sujetarlas, te pueden envolver. Lo mismo ocurre con esas emociones, ansiedad, miedo, angustia, … que te hacen pasar momentos difíciles y que a veces tratas, sin conseguirlo, de combatir.

 Imagina que esa emoción son olas que vienen a la playa de tu vida y que te hablan de los momentos difíciles por los que estás pasando. Ábrete a ellas con conciencia plena y deja que encuentren mansamente su sitio en tu playa para conocerlas y conocerte mejor”.

 Nuestro monólogo interior también puede intensificar el potencial estresante de la fuente de estrés. Identifica tu monólogo interior relacionado con la situación que nos acontece y cuestiona la literalidad de dicho monólogo. No siempre acertamos con lo que pensamos y nos decimos y en muchas ocasiones está lleno de sesgos y errores.

 ¡Diferencia tu monologo interior de la realidad!

 A veces tengo la sensación de no pensar con claridad, ¿es esto normal? Durante la respuesta de estrés, los sentidos se agudizan, mejoran ciertos aspectos de la memoria. Cognitivamente, también nos ponemos en guardia para dar una respuesta adaptativa y poder superar la situación ante la que nos encontramos. Sin embargo, cuando el estrés es muy elevado, se genera un bloqueo, la memoria lo confunde todo. El estrés actúa en nuestro proceso de pensamiento como si tuviéramos muchas ventanas del ordenador abiertas.

 Por ello, es normal que, ante un estrés elevado como el actual, puedas llegar a tener esa sensación de embotamiento y de no pensar con claridad, incluso, puedes llegar a sentirte bloqueado.

¿Por qué me parece que estoy viviendo algo irreal?

La desrealización es una alteración pasajera de la percepción o de la experiencia del mundo exterior del individuo de forma que aquel se presenta como extraño o irreal. Entre otros síntomas se incluyen las sensaciones de que el entorno del sujeto carece de espontaneidad, de profundidad o de matices emocionales. Se puede dar en situaciones de alto estrés como la que estamos viviendo.

A veces, veo a compañeros/as que no les sucede lo mismo que a mí.

El modo en que las personas afrontan la misma situación estresante está sujeto a una gran variabilidad individual. En gran parte es debido a la diferente personalidad que hay en cada uno de nosotros. Sin embargo, es importante recordar que todos tenemos la capacidad de aprendizaje para desarrollar nuevas habilidades y poder superar situaciones que nos generan malestar.

 Esto días me enfado más y discuto con todo el mundo.

Ante una situación de estrés elevada, los mamíferos buscamos salidas a la frustración causada. Puede ser comer o beber en exceso. Pero, a veces, esta salida consiste en pagarlo con otra persona. Es cierto que la agresión minimiza el impacto del agente estresante. En realidad, se ha visto que un porcentaje elevado de la agresión en primates es una manifestación de frustración desplaza hacia espectadores inocentes. Sin embargo, la agresión está asociada a un sentimiento de culpa que perdura en el tiempo frente a los breves segundos de liberación.

Por ello, busca maneras constructivas de liberar la tensión: ejercicio, relajación, apoyo social, etc.

¿Qué puedo hacer cuando siento que estoy muy estresado/a?

El estrés puede ser un factor positivo siempre que sea posible tratarlo de una forma óptima. Hay autores, psicoterapeutas, etc. que han asegurado que para conseguir un máximo rendimiento es indispensable hallarse en un estado de excitación moderada. Pero, es difícil una buena actuación, cuando nos encontramos sobrexcitados. Por ello, una manera de rebajar la activación puede ser el uso de técnicos de relajación.

 Una técnica de relajación muy básica y sencilla puede ser la “respiración limpiadora”:

Inspira profundamente, exagerando el esfuerzo. Reten el aire mientras cuentas mentalmente hasta cinco. Y, por último, expulsa el aire con una extremada lentitud, al tiempo que liberamos toda la tensión del cuerpo”.

 También puedes practicar 8 minutos de atención plena con Elsa Punset: https://www.yodeseoserfeliz.com/8-minutos-de-atencion-plenaG.

 Otra manera de rebajar la activación es el ejercicio físico. La actividad física es una manera de canalizar toda esa activación que sentimos, al tiempo que liberamos endorfinas que tiene efectos analgésicos, favorecen el sueño reparador y reduce los niveles de cortisol, una hormona que una vez liberada permanece horas en el organismo y se ha asociado a la sensación de falta de control.

¡Busca un tutorial de algún ejercicio que te guste (pilates, zumba, tonificación, baile…) y practica en casa!

 A veces, siento miedo….

Cuanto mayor es el número de factores estresantes, más intensa es la experiencia de estrés y más difícil resulta gestionarla. Algunos factores pueden no representar una amenaza cuando se dan de manera aislada, pero pueden tener un poderoso impacto acumulativo y multiplicativo cuando se combinan. Además, el grado de amenaza o de peligro está obviamente relacionado con la severidad e intensidad del factor estresante.

 En la situación actual, es difícil no caer en determinada sensación de indefensión. En parte derivada, de la imprevisibilidad, impredecibilidad de la situación y la falta de control.

Para minimizar esa sensación de indefensión, es conveniente adquirir mayor control sobre la situación.

¿Qué puedo hacer ante esta situación?

 Realiza un afrontamiento activo para generar en ti una sensación de control. Facilita salidas a la respuesta de estrés:

Realiza hábitos de vida saludables. Nuestro cuerpo soportará mejor el estrés si lo cuidamos bien. Será precisa una alimentación variada y equilibrada; y cómo en los lugares y momentos adecuados parar ello. Así mismo conviene moderar excitantes como la cafeína o el tabaco activa la secreción de catecolaminas. Evita o reduce el consumo de alcohol

 Genera sensación de control. Plantéate decisiones en torno a la situación, maneja tu tiempo y afronta activamente. Toma las riendas de tu día a día.

Toma el control de tu monólogo interior. Identifícalo y cuestiona la literalidad del mismo.

 Busca apoyo social. El apoyo social amortigua la respuesta de estrés y además satisface las necesidades de afecto y reconocimiento.

 Sentirte útil en la situación actual disminuye tu respuesta de estrés. Colabora en la medida de tus posibilidades. *******

ENLACE


SANIDAD

INFARTO DE MIOCARDIO Y COVID-19.


SOLICITUDES A RESPONSABLES DE PERSONAL DE LAS DIFERENTES CONSEJERÍAS.

PARLAMENTO DE CANTABRIA

El consejero de Sanidad destaca que la situación en Cantabria frente al coronavirus «mejora» y aunque la epidemia no está superada «estamos en el buen camino»

Rodríguez, que ha comparecido en comisión parlamentaria, ha señalado que se incrementarán las pruebas PCR y los test rápidos en las residencias de mayores para aumentar el control de posibles casos. | Enlace


CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN

Instrucciones tercer trimestre y final de curso


DÍA A DÍA DEL SINDICATO TÚ  

Para seguir manteniendo los cauces habituales de comunicación con los trabajadores y que la información veraz puede fluir de manera rápida y eficiente hacemos un llamamiento expreso a todos los trabajadores.

Los delegados que formamos la cara visible del TÚ, sin excepción, estamos a vuestra disposición para que nos hagáis llegar todas aquellas propuestas organizativas que consideréis oportunas, así como aquellas incidencias o cuestiones que os preocupen. Apelamos al sentido de responsabilidad de todos para permitir que este sindicato pueda actuar de cauce trasmisor entre vosotros, los verdaderos protagonistas de esta organización sindical, y las autoridades competentes. Para ello os rogamos que os hagáis eco de la información que os proporcionamos, hagáis un uso responsable de los canales de comunicación que este sindicato emplea para realizar su trabajo y, al ser posible, mantengamos entre todos dichos medios de comunicación libres de informaciones falsas o poco contrastadas que pueden entorpecer nuestro trabajo y confundir al colectivo de trabajadores.

NUESTRA LABOR NO CESA, ni mucho menos, seguimos remitiendo vuestras propuestas e insistiendo en aquellas cuestiones que consideramos redundan en beneficio de la salud de los trabajadores y, por ende, de toda la población. En el mismo instante que tengamos contestación sobre alguna de ellas os la remitiremos con la máxima celeridad que nos sea posible.


MUCHAS GRACIAS A TODOS POR FORMAR PARTE DE ESTA GRAN FAMILIA QUE ES EL TÚ

Este sitio web utiliza únicamente cookies de terceros imprescindibles para la navegación. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies